Ganchoycross.com.ar – Quique Rodríguez

10-1-09: “Muy atento, Pigu Garay!: Zsolt Erdei suma y sigue”

Posted by Quique Rodríguez en enero 10, 2009

EL TITULAR ECUMENICO MEDIOPESADO OMB GANO SIN DEFENDER SU CETRO DEBIDO A QUE SU OPONENTE NO DIO LOS 79,378 KILOS

 

¡Muy atento, Pigu Garay!:

Zsolt Erdei suma y sigue

 

El húngaro derrotó por puntos, en fallo unánime, a Yuri Barashian, en un combate entre dos ex contendientes del argentino. El esperado choque, finalmente, fue no titular ya que el ucraniano no dio el peso reglamentario.

 

POR ENRIQUE RODRIGUEZ

 

Magdeburgo, Alemania (Especial) – Sin esforzarse demasiado, el húngaro radicado en territorio teutón, Zsolt Erdei (34 años, 79,500 kilos, 30 triunfos, sin derrotas ni empates, 17 K.O.) superó ampliamente por puntos al zurdo armenio nacionalizado ucraniano Yuri Barashian (29, 80,200, 25-5, 17 K.O.). El monarca ecuménico dominó claramente en los primeros tres asaltos, para tomarse un respiro por un repentino ahogo en el segmento que fue del 4º al 6º, parar la remontada de su aguantador y limitado contrincante, y finalmente repartir el predominio en el segundo ciclo del un interesante duelo que fue de menor a mayor. Las tarjetas de los jurados justificaron unánimemente el éxito del monarca universal: José Rivera, de Puerto Rico, y Eugenia Williams, de Estados Unidos coincidieron en la puntuación: 116-111: 116-111, mientras que el belga Andre Van Grootenbruel dictaminó 117-110 en la misma dirección. En tanto, mis guarismos siguieron la misma dirección pero con menor amplitud: 117-113.  El árbitro fue el puertorriqueño Roberto Ramirez.

El campeón mundial de los mediopesados OMB, con casi cinco años de monarca ecuménica, unas 200 peleas como aficionado, dos Juegos Olímpicos (Atlanta ´96 y Sydney ´2000, y 10 defensas exitosas de su reinado universal (dos de ellas, discutidas y polémicas ante Hugo Pigu Garay) se alzó con los tres primeros capítulos cuando, plantado de contra, sorprendió a su automatizado contrincante -que apostó solamente a su cross zurdo- sobre la base de un puño izquierdo como su mejor aliado, tanto en jab para marcar la mejor distancia como en directo para lastimar.

Con más recursos técnicos, una velocidad superior, inteligencia y, continuidad en ataque y una puntería asombrosa en los primeros 9 minutos del duelo, Erdei sacó una amplia ventaja ante la exasperante lentitud de un adversario excedido en peso que buscaba infructuosamente meterse en la corta.

Debido a un repentino ahogo, Erdei bajó sustancialmente su ritmo, quedando obligado a sostener un duelo de palo por palo frente a su rival, quien aprovechó la oportunidad al encontrar, por primera vez, a encontrar un blanco fijo en los últimos 30 segundos del 4º capítulo, que se lo adjudicó al asestarle tres cruzados siniestros al rostro.

En los dos asaltos siguientes se repartieron el predominio dándole forma a un creciente toma y traiga, donde dieron y recibieron castigo sin sacarse ventajas.

La escena del pleito había comenzado a variar, debido al crecimiento sostenido del ucraniano, más por el quedo del campeón que por méritos propios. No obstante, cuando el panorama amenazaba con ensombrecérsele, Erdei recompuso su imagen tibiamente al caminar hacia los costados y asestar exactas réplicas sobre el final de 7º.

A partir de allí, con las reservas físicas de ambos en rojo, el choque se tornó tan trabado como equilibrado. El 8º se lo llevó Barashian producto de un tremendo voleado zurdo que coronó con un fortísimo cruzado derecho, que inflamó el arco superciliar izquierdo de un Erdei que recompuso en parte su imagen sobre el final pero no le alcanzó para emparejar.

En tanto, en el 9º volvió a prevalecer el campeón con golpes rectos, al tiempo que la contienda selló, prácticamente, el resultado a su favor cuando el árbitro Ramírez le descontó un punto a Barashian luego de su tercer golpe bajo, luego de apercibirlo en dos ocasiones en el round anterior.

En el 10º, Barashian salió a quemar las naves, consiguiendo sacar una luz de ventaja con un par de mandoble zurdos que le inflamaron el pómulo derecho y le cortaron la nariz a su encumbrado oponente. No obstante, hasta allí llegó la reacción del agotado armenio, sucumbiendo ante un Erdei que recompuso las cosas en su favor con sus consabidos directos diestros.

En tanto, el húngaro invicto húngaro Karoly Balzsay (20-0-0, 14 K.O.) se consagró campeón mundial supermediano OMB, al destronar por puntos, en fallo unánime, al ruso Denis Inkin (34-1, 24 K.O.). Las tarjetas favorecieron al nuevo monarca ecuménico por 115-113, 116-112 y 116-112. (EL PRÓXIMO LUNES SUBIRÉ MI COMENTARIO DE ESTA PELEA).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: