Ganchoycross.com.ar – Quique Rodríguez

Archive for 13/01/09

13-01-2009: KAROLY BALZSAY FUE DEMASIADO PARA DENIS INKIN

Publicado por Quique Rodríguez en enero 13, 2009

EL HUNGARO SE CONSAGRO COMO EL TERCER CAMPEON MUNDIAL DE SU PAIS

Karoly Balzsay fue demasiado

para el orgullo de Denis Inkin

El pugilista magyar se convirtió en el heredero de Istvan “ko-Ko” Kovacs y co-estelar de Zsolt Erdei (Janos Nagy también fue monarca ecuménico pero de una entidad como la IBO, que todavía no tiene el reconocimiento del mundo del boxeo) luego de darle una lección de boxeo al ruso, hasta el último sábado campeón mundial supermediano OMB.

POR ENRIQUE RODRIGUEZ

Magdeburgo, Alemania (Especial) – Con un boxeo de alto vuelo, basado en el manejo absoluto del combate -del que, según mi análisis ganó 9 de sus 12 rounds, cediendo apenas el 5º y 12º y empatando el 4º- a partir de una derecha en punta que fue un martirio para su oponente y descargas al cuerpo con una zurda certera que entró cuando se lo propuso, el invicto húngaro Karoly Balzsay (29 años, 75,800 kilos, 20 triunfos, sin derrotas ni empates, 14 K.O.) se consagró campeón mundial de los supermedianos OMB, destronando por puntos, en fallo unánime, al ruso Denis Inkin (31, 75,800, 34-1-0, 24 K.O.).

Las tarjetas de los jurados no admite discusión alguna: el puertorriqueño Rubén Ramírez y la estadounidense Eugenia Williams dictaminaron 116-112 para el flamante monarca ecuménico, mientras que el alemán Manfred Küchler determinó 115-113 en similar sentido. En tanto, mis guarismos coincidieron con los de los jueces pero por un margen más amplio: 118-111.

En el segmento que fue del 1º al 3ºcapítulos, el longilíneo Balszay, más alto y técnico que su oponente, se plantó de contra y manejó a voluntad el trámite, sobre la base de su punteo diestro al que combinaba en forma de 1-2 con su recto de su mano más hábil, la zurda, que rápidamente comenzaron a marcar el pómulo derecho de Inkin.

A puro orgullo, y aún exponiéndose a las certeras réplicas de su contrincante, el ruso reaccionó levemente en el 4º, llegando a igualarlo en los últimos treinta segundos con algunas combinaciones tanto a los planos bajos como a los altos, luego de que cometiera algunas infracciones -golpes bajos y cabezazos varios- producto de su impotencia, que el árbitro José Rivera dejó pasar por alto.

En el 5º se observó lo mejor del ahora ex campeón. Ante un Balszay que intentó meterle hielo desde afuera con su jab diestro, Inkin logró meterse por primera vez en el in fighting y acotró distancias al acertar algunos ganchos abajo.

Sin embargo, como para no dejar dudas de su supremacía, Balszay cortó de cuajo el atisbo de crecimiento de su rival retomando la fórmula que le había reportado excelentes réditos: su derecha en jab para ganar la larga distancia, su directo de la misma mano para lastimar y, en contadas ocasiones, la réplica de zurda al rostro.

De esa forma, la cara de Inkin sufrió una desfiguración como jamás había soportado hasta la contienda del sábado pasado, con su nariz cortada y sangrante y su pómulo diestro al rojo vivo.

Con ese efectivo método, Balszay se adjudicó consecutivamente del 6º al 11º, cediendo por escaso margen el último, cuando, perdido por perdido, Inkin demostró algunas hilachas de su orgullo herido.

Igual, el claro triunfo del húngaro no admite discusiones. Y, de ahora en más, al heredero de Nagy y Kovacs se le abre un interesante futuro habida cuenta de que demostró frente a un difícil adversario como Inkin el valor de su atildado boxeo.

Agradecimiento: Ernesto Rodríguez III, de Olé,  por una importante aclaración que me ayudó a enmendar una equivocación.

———————————–

EL ORIENTAL RODRIGUEZ

SUPO CAMBIAR A TIEMPO

POR ENRIQUE RODRIGUEZ

Punta del Este (Especial) – Una acción como un claro mordiscón que, producto de su impotencia por la desventaja parcial, le propinó a su oponente al finalizar el 2º round que hubiera merecido la descalificación lisa y llana, paradójicamente le sirvió al supermediano uruguayo Jorge Rodríguez Olivera (27 años, 75,700 kilos, 15-0-0, 6 K.O.) para dar vuelta un combate que se le había complicado más de la cuenta ante el duro bragadense Martín Islas (25, 78, 10-18-0, 2 K.O.), luego de seis duros asaltos.

Sin embargo, el árbitro uruguayo Aníbal Andrade se valió de la entendible -aunque no avalable- reacción del argentino, quien contestó con un mamporro luego del campanazo que habilitaba al segundo descanso, dolorido por el artero dientazo del local. Por esa razón, el referée le descontó un punto a ambos y, con esa injusticia, obnubiló al vencido, quien perdió la brújula de la pelea y se entregó a su suerte en los 4 últimos asaltos.

Las tarjetas de los jurados fueron las siguientes: Juan Ruiz Díaz: 59-56; Enrique Vales: 58-56 y Hugo De León: 57-56, todos para el vencedor, mientras que mi tarjeta también lo favoreció por 57-55.

Con el simple método de aprovechar su mayor altura, alcance y potencia (queda en claro que subió con casi dos kilos por encima de la categoría) Islas se plantó de contra y se llevó los dos capítulos iniciales apostando a tocar desde afuera y combinar abajo para sacarle piernas y velocidad a su oponente, hasta ese entonces demasiado nervioso y atado como para elaborar su mejor boxeo.

Pero a partir de la acción comentada, La Perla Negra Uruguaya sacó provecho de un pleito que se desordenó y se hizo por demás sucio. Y dentro de esa tónica, Rodríguez logró meterse en el hierro corto para comenzar a dar vuelta el combate a partir de descargas de ascendentes diestros -especialmente los uppercuts-, acorralando a un Islas que, si bien es cierto que no se achicó, ya no fue el mismo de los primeros asaltos.

Por su capacidad para la búsqueda del triunfo, la tenacidad en el achique y las descargas al cuerpo, el local se adjudicó del 3º a 6º, justificando una victoria que, si el árbitro hubiera actuado dentro de los carriles normales del reglamento, bien pudo haber sido derrota.

En ese marco, Rodríguez Olivera deberá repensar esta situación, ya que tiene con qué desembarazarse de rivales molestos como Islas sin tener que utilizar recursos extra boxísticos como los del sábado pasado en el Hotel Las Dunas.

Publicado en General | Leave a Comment »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 414 seguidores

%d personas les gusta esto: