Ganchoycross.com.ar – Quique Rodríguez

Archive for 8/12/08

09-12-2008: LOS TRIUNFOS DE JESÚS CUELLAR Y EZEQUIEL MADERNA EN CÓRDOBA

Publicado por Quique Rodríguez en diciembre 8, 2008

JESUS CUELLAR VOLVIO A GANAR CONTUNDENTEMENTE

 

Donde pone el ojo…

 

El invicto pluma bonaerense, esta vez encuadrado en la categoría superios, demostró nuevamente su potencia al vencer por nocaut técnico en el segundo round al tucumano Carlos Ibarra, consiguiendo su quinto triunfo por la vía del sueño en otras tantas presentaciones.

 

 

POR ENRIQUE RODRIGUEZ

 

Bell Ville (Especial) – Pega y voltea. Así se la pasó el bonaerense Jesús Cuellar (22 años, 59,100, 5 triunfos, sin derrotas ni empates, 5 K.O.) durante este año, desde que decidió pasarse desde hace seis meses del campo amateur -donde fue parte de la selección argentina en cuanto torneo se disputara- al rentado.

Y en esta oportunidad, no fue la excepción. Al fin y al cabo, al tucumano Carlos Ibarra (22, 60,950, 6-7-1, 1 K.O.) le quedó el amargo consuelo de aguantarle hasta el minuto y 37 segundos del 2º round -cuando cayó por nocaut técnico decretdo por el árbitro Víctor Correa- al pugilista nacido en José C. Paz, quien había logrado sus primeros cuatro éxitos al hilo en el primer capítulo.

Ante un oponente más alto que equivocó peligrosamente su estrategia al prenderse en el in fighting, el potente zurdo gobernó desde el campanazo inicial apelando a sacarle piernas con exactas descargas una gran cantidad de golpes curvos a los planos bajos. De esa forma, luego de una andanada con un gancho zurdo a la zona hepática, Cuellar provocó la piadosa cuenta de protección del árbitro Víctor Correa al disminuido Ibarra, a quien salvó la campana de un final abrupto en ese capítulo.

Ya en el 2º y definitivo, con dosis similares de guapeza e inconsciencia, Ibarra salió a quemar sus últimos cartuchos. Así fue que por unos instantes tomó el centro del cuadrilátero e intentó atrapar la iniciativa. No obstante, esa postura resultó ser un espejismo ya que con sólidas combinaciones arriba-abajo, Cuellar retomó el control y castigó a voluntad hasta definir la contienda con una serie de fuertes impactos que fueron coronados con un gancho diestro al plexo que obligaron al árbitro a parar el desigual combate.

 

——————————

EZEQUIEL MADERNA DEBUTO EXITOSAMENTE

 

 

Ganó bien pero puede más

 

El supermediano platense, ex representante olímpico, mundial y panamericano amateur, se presentó en el campo rentado con una amplia victoria por puntos frente al marplatense Guillermo Armani. No obstante, no pudo plasmar todo el potencial del que es capaz.

 

POR ENRIQUE RODRIGUEZ

 

Bell Ville (Especial) – Fue un interesante debut del supermediano Ezequiel Maderna (76,700) -encuadrado por unos gramos entre los mediopesados-, quien a los 22 años se decidió pasar al campo rentado luego de su extensa experiencia como integrante de la Selección argentina amateur, con participaciones en los Juegos Olímpicos de Beijing de este año, y el Mundial de Chicago y los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro de 2007.

Con una depurada técnica, un inquieto y preciso jab zurdo para encontrar las distancias y hacer valer su mayor altura y alcance, el pugilista platense dominó de principio a fin al zurdo marplatense Guillermo Armani (25 años, 0-2-1), un entusiasta adversario que jamás se entregó al cabo de los cuatro asaltos pero que terminó sucumbiendo ampliamente en las tarjetas: Argentino García: 40-36,5; Juan Carlos García: 39,5-37 y Gustavo Tavella: 40-36,5, todas favorables a Maderna. En tanto, mi puntuación también favoreció al platense por 40-37. El árbitro fue Epifanio Sabino.

Desde el arranque del lento pleito, Maderna tomó rápidamente la postura de protagonista y no la abandonó nunca. Con su izquierda en punta, tanto en jab como en directo, ganó en el anticipo cuantas veces se lo propuso en los intercambios que le proponía su rival. Sin embargo, el ex representante panamericano se preocupó por obtener puntos apelando solamente a los planos altos, careciendo esta vez de variantes para sacarle piernas a su oponente debido a que casi nunca intentó conectar sus envíos abajo.  

De esa manera, ante un Armani que intentaba evitar el castigo sobre la base de amarres,  Maderna, seguro de su triunfo, avanzaba con prolijidad al tiempo que acertaba sus envíos -que, nobleza obliga, no fueron demasiados pero que sirvieron para establecer claras distancias entre uno y otro- que le aseguraron el triunfo.

Así, el ganador se llevó por amplio margen el 1º y el 4º y último y por menor distancia los dos restantes. El camino es largo y esto recién empieza para Maderna, quien posee muchas virtudes como para brindar un espectáculo superior. Pero cuando se libere de las ataduras psicológicas de sus primeros pleitos, seguramente podrá desparramar su calidad sobre el cuadrilátero.

—————————– 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en General | Leave a Comment »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 413 seguidores

%d personas les gusta esto: